Foto principal de Asesinato Espejo

Obra ganadora en el Primer Concurso Universitario de Composición Musical por el Centenario de la Fundación de la Universidad Nacional.

Asesinato Espejo

La obra consiste en la representación de un asesinato en escena, para ello retomé los poemas: “Asesinato 8:30”, “Asesinato escénico”, “Serial”, “Asesinato Espejo”, del poeta mexicano Homenic Fuentes; con los cuales creé una versión de mi propio asesinato, en donde quise reflejar la metamorfosis de lo mundano a lo espiritual; del ruido, la imagen y lo tangible, hacia el vapor de la emancipación, los aromas, el fuego fatuo, el copal, el incienso y las cenizas del final de una transición.

Ficha Técnica

 

Voz soprano:

Lucía Olmos,

2 clarinetes en Bb:

Anastasio Serrano, Sergio Carrillo

Cuarteto de saxofones:

Transax

 

“Obra dedicada al cuarteto de saxofones Transax.”

Los enemigos no son los hombres, son: la intolerancia, el fanatismo, la dictadura, la avaricia, el odio, la discriminación… que yace en el corazón del hombre.

DSC06161

Argumento

La obra consiste en la representación de un asesinato en escena, para ello retomé los poemas: “Asesinato 8:30”, “Asesinato escénico”, “Serial”, “Asesinato Espejo”, del poeta mexicano Homenic Fuentes; con los cuales creé una versión de mi propio asesinato, en donde quise reflejar la metamorfosis de lo mundano a lo espiritual; del ruido, la imagen y lo tangible, hacia el vapor de la emancipación, los aromas, el fuego fatuo, el copal, el incienso y las cenizas del final de una transición.

Foto de Asesinato Espejo de Tania Rubio

Concepto

Asesinato Espejo es un canto de horror de todos aquellos que mueren espiritualmente en las grandes urbes, lo único vivo en ellas es el olor a óxido, el ruido de la velocidad y el gusto por la nada, donde perméa una sensación de habitar entre cadáveres ambulantes que gritan, discuten, enfurecen, desesperan, corren sin cesar actuando siempre contra reloj presionados por llegar; todos quieren llegar, pero nadie sabe realmente ¿a dónde…?
…como si hubiera algún lugar más allá de la muerte dónde llegar…
Sin embargo, nadie se percata, que entre más rápido llegas, más cerca estás de tu propia muerte.

El futuro está firmado por el signo del progreso que camina sin ver, donde no importa que hay alrededor, tan sólo uno mismo gobernado por la ambición y el deseo. El latido del tiempo es un claxon, un grito de desesperación y ayuda; provocación y exaltación que engendra otros y los induce a su final. Aquello es la consumación de las almas que perecen día a día frente al latido tiempo, anhelando el estar que nunca llega.

El primer ‘serial’ es la muerte de lo material, corpóreo, finito, concreto, medible, tangible, intrascendente y mortal.
El segundo ‘serial’ es la muerte de lo inasible, innombrable, intangible, trascendental, etéreo, infinito e inmortal.

Al final del camino, el asesinato debe gestarse.
¿Quién debe morir?
Aquel asesino que llevamos dentro.

Videos: