Creación

Sexo, drogas y el lado oscuro de la luna

Los humanos son seres de placer, obsesivos, contradictorios, llenos de miedos y monstruos que acechan por las noches y seducen durante el día. En los momentos más frágiles el yo puede quebrarse generando fantasías catastróficas que amenazan y liberan simultáneamente.

El yo es otro que surge del interior, no como una creación externa al creador, sino como proyección de lo oculto y más íntimo del ser que ha sido velado hacia una extemidad. En la presente obra se busca trabajar la noción del ‘nosotros’ como parte de la dicotomía del yo frente al otro, donde el gesto de cada intérprete es en tanto deseo del otro, de modo que no es sin el otro; que a su vez es la evocación del yo. La obra es una creación colectiva en tiempo real que deriva del nos-otros.

…La realidad existe por que puedo imaginarla…

Homem Duro

Danza y electroacústica, pieza del artista performer Eidglas Xavier con quien colaboré en la realización del diseño sonoro.

Obra que experimenta con las metáforas de los materiales y la inmaterialidad; lo orgánico del cuerpo y su naturaleza que se transforma constantemente, se corrompe y se distorciona por cuerpos inorgánicos-maquínicos hacia lo efímero. ¿Después de todo, qué es lo que nos queda?

¿Qué hay detrás del cuerpo y la materia?

 

 

Los 7 Colores de la Luna

Obra que trabaja sobre el diseño de un espacio sonoro que invita al espectador a transitar sobre su propia estancia y permanencia en el tiempo.

Caleidoscopio audio-lumínico que afecta a los cuerpos dibujando el vacío del entendimiento puro, donde las alas de las ideas se liberan hacia el mundo sensible transinteligible, donde la no linealidad como un arquetipo de la eternidad transmite un discurso tautológico donde el no ser se deja habitar para dejarse estar.

Entomofagia

Pieza colaborativa para una degustación entomofágica en el King College de Londres.

 

Transobjetividades Urbanas

El flujo de las urbes es como una bola de nieve cayendo rápidamente, almacenando en cada rincón un gran cúmulo de historias, tristezas, llantos y desconsuelos;
 enojos, iras, risas y ansiedades;
 suicidios, tormentas, anhelos, asesinatos e injusticias, que contienen una gama interminable de paisajes sonoros. La bola del tiempo nunca se detiene, y nunca mira hacia atrás, todo se acumula en acciones inconscientes como resultado de una sociedad enajenada de máquinas autómatas desprovistas de espíritu, sensibilidad y conciencia.

Foto principal de Asesinato Espejo

Asesinato Espejo

La obra consiste en la representación de un asesinato en escena, para ello retomé los poemas: “Asesinato 8:30”, “Asesinato escénico”, “Serial”, “Asesinato Espejo”, del poeta mexicano Homenic Fuentes; con los cuales creé una versión de mi propio asesinato, en donde quise reflejar la metamorfosis de lo mundano a lo espiritual; del ruido, la imagen y lo tangible, hacia el vapor de la emancipación, los aromas, el fuego fatuo, el copal, el incienso y las cenizas del final de una transición.

Correspondencias

Trata de reflejar la noción cosmogónica arraigada en diversas culturas ancestrales del mundo, donde la música, danza y poesía establecen un discurso a partir de la unidad indivisible como parte del ritual; concepción opuesta a la visión modernista occidental que desarticula las artes en áreas especializadas.